La importancia de la nutrición en el post operatorio, por ejemplo, después de una lipoabdominoplastia, es un tema donde suelen surgir muchas preguntas, es por esto que veremos aquí las más frecuentes. 

La idea es mantener estos cambios, adoptando hábitos de vida saludables, cuidando el equilibrio entre la energía o alimentos que ingerimos, y entre la energía que gastamos o actividad física diaria, para no caer en excesos.

Es por eso, que durante el post operatorio es importante cuidar la alimentación. En primer lugar, por las exigencias que implica una cirugía, al no poder realizar actividades físicas inmediatas. En segundo lugar, por la importancia de adoptar este nuevo hábito de vida saludable, como lo es una correcta alimentación.

Lo anterior no significa realizar dietas restrictivas o bajas en calorías, ya que esto podría tener consecuencias negativas por los altos requerimientos de energía. Además, no hay que olvidar todo lo que involucra el post operatorio; recuperación, cicatrización, y que necesites la asistencia de otros.

La clave está en consumir todos los nutrientes requeridos por nuestro organismo para mantenerse saludable y realizar sus funciones de manera integral. Esto lo podemos lograr adoptando las siguientes recomendaciones para que aprendas la importancia de la nutrición en el post operatorio:

Evitar consumir más de 2 g de sodio diarios

Por al menos durante un mes (equivalente a 5 gramos de sal por día o 1 tapita de lápiz bic). Esto lo podemos lograr eliminando el sodio que traen los productos procesados como los embutidos, encurtidos, enlatados, salsas o aderezos, caldos concentrados en cubo o sopas en sobre, snacks salados, galletas y cereales azucarados, productos de pastelería y bebidas o aguas con gas. Al eliminarlos, los podemos ir reemplazando con preparaciones caseras y alimentos “naturales” sin adición de sodio, donde le agreguemos una cantidad baja de sal. Esto evitará generar retención de líquidos, hinchazón e inflamación general de tu organismo, ayudando a los procesos de recuperación del postoperatorio.

Eliminar el consumo de gaseosas

Durante al menos un mes, debemos dejar de consumir las bebidas gaseosas (incluso agua mineral con gas) y alcohol. Puesto que generan retención de líquidos, deshidratación, irritación e hinchazón.

Ingerir al menos 2 litros de agua diaria

Además aumentar tu consumo de agua diaria, te recomendamos incluir en tu dieta algunas infusiones de frutas (por ejemplo: ralladura de naranja, cáscara de pera o ciruela deshidrata) o las aguas de hierbas.

Evitar el consumo de té y café

Estos son productos diuréticos, eliminan más agua de la que debiese ser absorbida, y además inhiben la absorción de ciertos nutrientes como el hierro y calcio.

Evitar los alimentos irritantes

Los alimentos irritantes (ají, condimentos, grasas saturadas, comida “chatarra”, productos de pastelería) pueden provocar hinchazón, y ya tendrás suficiente hinchazón por la cirugía. No vas a querer sentirte así al usar faja.

Incluir el consumo de probióticos

En lo posible trata de incluirlos, ya que estos cuidan y regulan la microbiota intestinal, previniendo enfermedades intestinales, malestares e hinchazón.

Limitar el consumo de proteínas de alto valor biológico

Por ejemplo, carnes magras, pollo, pavo o pescados, legumbres o huevos. En el caso de la carne de vacuno, no consumirla más de una vez a la semana. Puede ser un corte bajo en grasa como la posta, filete, lomo liso, asiento o pollo ganso, y evitar prepararlas con aceite. Prefiere alimentos vegetales, pídele a tu nutricionista las mejores recomendaciones.

Limitar el consumo de ácidos grasos poliinsaturados

Estos los podemos encontrar en una porción diaria de frutos secos, aceitunas, palta, semillas o aceite de oliva crudo, y además consumiendo 2 veces a la semana pescados. Estos contribuyen a acelerar procesos desinflamatorios en nuestro organismo.

Consumir alimentos ricos en fibra o “integrales”

Aquellos como los cereales integrales o avena, pan, arroz, fideos o galletas integrales. Estos contribuyen a acelerar el metabolismo, eliminan toxinas y ayudarán a regular la digestión.

Consumir al menos 2 platos de verduras y 2 frutas crudas de distintos colores al día

Debido a su aporte en vitaminas, minerales, fibra y agua que contribuyen a los procesos de cicatrización, regulan la digestión, potencian funciones del sistema inmunológico, y regenerativas que contribuirán en tu recuperación.

Ordenar los horarios de alimentación

¡Evitar pasar más de 4 horas sin comer! Para ello, realiza varias comidas al día y en cantidades moderadas, y sin buscar quedar sobrealimentado.

No pasar más de 1 hora después de despertar para comer

Con esto nos referimos a tomar desayuno o colación. Al evitar esperar más de 1 hora, previene sentir pesadez y malestar estomacal, además de regular la digestión, mantener activo y aumentar nuestro metabolismo y ayudará a controlar el hambre o ansiedad para una próxima comida.

dato de la importancia de la nutrición en el post operatorio no dejar pasar 1 hora después de despertar para comer

Evitar comer 2 horas antes de dormir

Evitar comer 2 horas antes de dormir, previene problemas gastrointestinales, reflujos, acidez, insomnio, y otros problemas de salud. Tampoco es recomendado levantarse a comer y seguir durmiendo.

datos sobre la importancia de la nutrición en el post operatorio dos horas antes de dormir no hay que comer

Evitar el consumo de azúcares y grasas saturadas

Te van a provocar enfermedades, deterioro de la salud, complicaciones físicas y subida de peso. Es recomendable preferir la comida nutritiva y de calidad, consultándole siempre a tu profesional de salud, cuáles son tus necesidades específicas para llevar un postoperatorio sin complicaciones, y con hábitos de vida saludables.

la importancia de la nutrición en el post operatorio, comidas fritas

Con esta información esperamos haber despejado todas tus dudas respecto a la importancia de la nutrición en el post operatorio.

Y tú, ¿qué recomendaciones estás tomando para cuidar tu nutrición post operatoria? ¡Puedes hacernos más consultas y con gusto te agendamos una hora adicional con tu nutricionista!

O bien hacerlo desde nuestra página de contacto:


0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido